Historia de una Marca

John Burke, Presidente de Trek Bicycle
Cuando tenía doce años, mi padré comproó dos bicis: una para él, y otra para mí. Unos días después hicimos un viaje en bici que nos llevó a recorrer, algunos días, más de cien kilómetros.

Poco después mi padre compró una tienda de bicicletas…

Compró una tiende en Madison. La tienda se llamaba Stella Bicycle Shop. Un día, en un viaje en avión, coincidió con un conocido, interesado en los negocios y las bicis. Hicieron planes para crear una cadena a nivel nacional de tiendas. Pero cerraron al poco tiempo. Las marcas que vendían no eran buenas.

Decidieron entonces crear su propia marca de bicicletas.

No había ninguna marca que ofreciera una gama completa de bicis y que, además, se fabricaran en Estados Unidos. Además, necesitaban que abarcara todos los precios.

Waterloo, en Wisconsin, fue el lugar donde establecieron su negocio.

 

80 años más tarde se creó allí un pequeño circuito donde la palabra conducir tomó un significado propio. Aún no existía ni siquiera el coche.

La gente se reunía para montar en bici y se organizaban competiciones informales.

Poco después Trek construyó enfrente de este circuito sus nuevas instalaciones, donde siguen hoy en día, aunque el circuito ya no existe.

En 1976 Trek tomó su nombre actual, aunque desde el principio no fue simplemente un nombre, sino una suma de valores.

 
Follow by Email
Facebook
YouTube
Instagram